Whirlpool se suma al proyecto ‘Casa Avintia’ desarrollado por la Comunidad de Madrid y la Fundación Avintia

  • La iniciativa, única en España, proporcionará un hogar temporal y gratuito a acompañantes de personas ingresadas en UCI generales y en unidades de neonatos o pediátricas del SERMAS, que no cuentan con una cama adicional en la habitación.
  • Whirlpool colaborará en este proyecto con la dotación de varios electrodomésticos de sus gamas de lavado y secado, frío y cocción.  

Barcelona, 30 de noviembre de 2021Whirlpool, principal fabricante de electrodomésticos del mundo y con un fuerte compromiso social, se suma al proyecto Casa Avintia, una iniciativa pionera en España liderada por la Fundación Avintia y la Comunidad de Madrid gracias a la que se ha puesto en marcha un hogar temporal y gratuito destinado a familiares de pacientes ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) generales, de neonatos o pediátricas de todos los hospitales del Servicio Madrileño de Salud que tengan que desplazarse y permanecer fuera de sus lugares de residencia.

El Grupo Whirlpool, con más de un siglo de trayectoria en el sector, ofrece electrodomésticos muy innovadores que proporcionan una experiencia diferente y simplifican al máximo las tareas del hogar, en un perfecto equilibrio entre intuición, rendimiento y diseño. Desde sus inicios, la marca ha mantenido un fuerte compromiso social a través de su participación en iniciativas dirigidas a mejorar la vida en el hogar y garantizar que todas las personas puedan tener un lugar cómodo, seguro y acogedor para vivir.

Whirlpool colabora en este proyecto con la donación de varios de sus electrodomésticos para los espacios de convivencia de este hogar temporal. En concreto, para la primera fase de edificación de la Casa Avintia, la marca ha aportado un total de 23 electrodomésticos: dos lavadoras; dos secadoras; tres placas de inducción; tres hornos; tres campanas; tres frigoríficos; tres microondas y dos lavavajillas.

En el marco del Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, la Fundación Avintia asume la edificación de la Casa Avintia que contará, una vez terminada, con tres módulos de 10 habitaciones cada uno, y amplias zonas comunes como cocina, sala de estar, lavandería, zona infantil y gimnasio; así como área de recepción y de gestión y 25 plazas de parking.

Además, su especial ubicación en una parcela de más de 16.000 metros cuadrados en la “Ciudad Aeroportuaria – Parque Valdebebas’ cedida por la Consejería de Sanidad, ha permitido proyectar 9.000 metros cuadrados de zonas ajardinadas y varios espacios para el disfrute al aire libre como un parque infantil, un huerto urbano y un auditorio. 

“Estamos enormemente satisfechos de poder colaborar en esta iniciativa tan necesaria que sin duda tendrá una repercusión claramente positiva en la mejora de las condiciones de vida de los familiares de estos pacientes”, explica Armando Anjos, Director General de Whirlpool Iberia. A través de sus electrodomésticos, Whirlpool pretende reforzar su compromiso social “apoyando de forma activa a los colectivos que más lo necesitan, sobre todo después de la situación tan excepcional que hemos vivido en el último año”, añade Anjos.

Por su parte, Carmen Varela, directora de la Fundación Avintia, relata cómo empezó este proyecto: “Antes de la pandemia llegaban alrededor de 27.000 pacientes a Madrid que no residían en la ciudad, teniendo sus acompañantes que buscar un lugar donde quedarse mientras durase el tratamiento de su allegado. En muchas ocasiones, sobre todo cuando los pacientes son niños, se produce un desplazamiento por parte de toda la familia para acompañar al pequeño, lo que supone una carga económica muy importante. Casa Avintia busca aliviar parte de este problema ofreciendo alojamiento temporal de forma gratuita a aquellas personas que se encuentra en una situación complicada, intentando hacer más cómoda y fácil su vida durante el tiempo que su familiar esté ingresado”.

Se estima que la Casa, una vez finalizada, dará servicio a más de 500 familias al año, ya que cada habitación tiene capacidad para un máximo cuatro personas con todos los servicios necesarios, a fin de contribuir, a su vez, a la rápida recuperación del paciente, que podrá estar acompañado durante más tiempo.