Whirlpool nos explica cómo conservar nuestros alimentos en el congelador

La función de congelación rápida y el sistema NoFrost evitan la formación de escarcha y quemaduras en los alimentos

 

Barcelona, 27 de abril de 2020 – En estos días, el congelador puede convertirse en nuestro mejor aliado para conservar alimentos durante el máximo tiempo posible. Para poder consumir estos productos como si fueran comprados a diario, debemos asegurarnos de que conservan sus propiedades originales, su color y su gusto. Gracias a la innovadora tecnología de Whirlpool y a estos consejos, nos será mucho más fácil conseguirlo:

  • Al volver de la compra, introduce los alimentos en el congelador lo más pronto posible para evitar romper su cadena de frío, sobre todo, si se trata de productos ultracongelados. Utiliza envases aptos para el congelador y ponles una etiqueta de identificación con la fecha. Así, sabrás qué tienes en el congelador con tan solo echar un vistazo.
  • Se recomienda que los alimentos frescos no entren en contacto con los que ya están congelados. De la misma manera, es preferible consumir primero los alimentos congelados con anterioridad y, por ello, es conveniente colocar los nuevos en la parte posterior del compartimento.

El sistema NoFrost de Whirlpool, que lo encontramos, por ejemplo, en el congelador vertical de encastre AFB 1840 A+, proporciona una circulación de aire frío que evita que los alimentos congelados se peguen a las paredes, las etiquetas permanezcan visibles y el espacio de almacenamiento se mantenga limpio y ordenado. Además, hace que no sea necesaria la descongelación del aparato al no formarse escarcha.

  • La congelación de los alimentos debe hacerse de forma rápida y a muy baja temperatura para evitar que se alteren su estructura y sus características. Activando la función Congelación rápida (Fast Freeze) de Whirlpool 24 horas antes de introducir grandes cantidades de alimentos, el congelador alcanzará los -24ºC, una temperatura que garantiza una congelación más rápida. Esta función se desactivaráal esta temperatura sea constante.emperatura ente, modificar su estructura con anterioridad. Por ello, los nuevos, deben coloca automáticamente transcurridas 48 horas o manualmente pulsando la tecla de nuevo. Para ahorrar energía, cuando se introduzcan pequeñas cantidades de alimentos, es conveniente desactivarla pasadas unas horas. La Congelación rápida está disponible tanto en congeladores de libre instalación verticales (UW8 F2Y XBI F, UW8 F2Y WBI F y UW6 F2Y WBI F) como horizontales (WHE3133.1, WHE39352 FO y WHE2535 FO) y en modelos más pequeños (WH2010 A+E, WH1410 A+E, WHS 2121 y WHS1421).
  • La congelación a bajas temperaturas evita, también, la formación de escarcha en los alimentos y, consecuentemente, que se modifique su estructura. La función Freeze Control, incluida también en los modelos anteriores, precisamente, se encarga de reducir las quemaduras por congelación en los alimentos en un 50%*, gracias a un innovador sistema de aire.
  • Una vez congelados los nuevos alimentos, la temperatura ideal de conservación es -18ºC. Los sensores inteligentes de la tecnología 6th Sense se encargan de controlar que esta temperatura sea constante. Detectan cualquier variación, por ejemplo al abrirse la puerta o al introducir nuevos alimentos, y la corrigen automáticamente para restablecer las condiciones óptimas de conservación, garantizando siempre con el menor consumo de energía.

*Basado en resultados internos, comparando un congelador Whirlpool con tecnología Freeze Control con un congelador Whirlpool sin tecnología Freeze Control.